Mar 15, 2014

No al Terrorismo

Por Oscar Rotundo

Fuente: Noticiaspia

Los acontecimientos acaecidos desde el 12 de febrero han develado una serie de elementos dignos de análisis. Como lo señalamos en la nota “Violencia y Guerra Económica” , nos llama poderosamente la atención que justo cuando el gobierno arremete contra las mafias que manejan el contrabando y provocan el desabastecimiento, y sienta a la oposición en una mesa de corresponsabilidad gubernamental para enfrentar a la delincuencia y a las mafias del dólar, la usura y el contrabando, estalle semejante nivel de violencia.

No aparecía el argumento político en la calle, que previera que la oposición estuviese preparándose para asaltar el poder, no había huelgas en los sectores obreros y llamados a paro general por reivindicaciones salariales, ni siquiera paros patronales y cierres de negocios. Nada, desde el punto de vista político, auguraba que de una marcha pacífica de estudiantes se desataría el infierno de terror y muerte que hoy padecen algunos sectores del país.

Y es bueno aclarar esto pues, a esa violencia desquiciada del doce de febrero,  hemos visto “colgarse” a una serie de oportunistas inescrupulosos que le han sacado partido a cada barricada y a cada muerto y detenido, para construir una realidad virtual, al mejor estilo de un escenario de videojuego, en donde todo es manipulable y en el cual, el espectador cree ciegamente que eso que ocurre es real.

Obviamente, si hablamos de mafias del contrabando  hacia Colombia, indudablemente hablamos de Álvaro Uribe Vélez, y al hablar de él, hablamos de sus vínculos con la derecha venezolana y de todo el entramado de terror que ha trasversalizado a la política en América Latina, fundamentalmente a Colombia.

De ahí el laberinto complejo de esta conspiración que se construye desde afuera y que contempla no solo al Departamento de Estado Norteamericano y las grandes Cadenas de Multimedios al servicio de este, sino también, a otros actores externos como es el caso del terrorista de origen árabe Jayssam Mokded  detenido el día lunes a las 04,00 a.m. en compañía de dos personas en el estado Aragua, en la ciudad de Maracay, el cual habría ingresado al país el 9 de febrero de este año, y al que le incautaron evidencias que comprueban que su presencia en el estado Aragua era para cometer actos terroristas . 

A este caso se suma el de una persona fallecida luego de una protesta en un lugar de la capital venezolana identificada como Alejandro Márquez, del cual se descubrió que era un mercenario que habría tenido la tarea de asesinar, o al presidente Nicolás Maduro, o algún otro dirigente del gobierno, o de la oposición, y que fue asesinado por sus cómplices, según lo reseñado por el presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello en su programa televisivo “Con el Mazo Dando” que se transmite por VTV los lunes por la noche. “Aquí está el señor Alejandro Márquez recibiendo entrenamiento paramilitar”, dijo, al mostrar unas fotografías en las que aparecía el w susodicho junto a un grupo de hombres, también ataviados con uniforme y armas con miras telescópicas en un campo de entrenamiento.

También, en el mismo programa identifico a los otros miembros del grupo como Osman Moya, Reinaldo Daza, Manuel Medina, Gabriel Villegas y Luis Fabián Medina Rodríguez,  señalando que entre ellos estaría el asesino de Alejandro Márquez, y que son buscados por la justicia venezolana .  

Todos estos elementos forman parte de la escena que la oposición no asume y que los compromete ante la sociedad, pues su discurso monocorde de las “marchas pacificas de estudiantes”, ha quedado desdibujado por las acciones terroristas de los criminales que, estudiantes o no, han causado la muerte de 50 venezolanos y destrozos a entidades privadas y del estado por una suma millonaria en bolívares . 

Nora Delgado, Presidenta de la Fundación Vivienda del Gobierno del Distrito Capital, informó  sobre un ataque perpetrado en estos días a bienes de la entidad, “…ellos en 3 motos arremetieron con bombas molotov contra las instalaciones, ellos venían por los 100 vehículos, y maquinaria, refiriéndose a unos vehículos de transporte de pasajeros que se utilizan para uso de las comunidades . 

Nos preguntamos ¿Cuál es el argumento de la oposición que se dice democrática,  para apoyar esta escalada terrorista que lleva como consigna “Maduro Renuncia ya!”? Obviamente existe un doble discurso, dicen estar en contra de la violencia, pero arremeten contra el gobierno que llama a la paz y no respaldan a las fuerzas institucionales que tratan de mantener el orden con el menor costo de vidas posible.

Es una posición hipócrita y enfermiza que confunde a los sectores de la sociedad que los apoyan, o al menos los votan. Por ejemplo, hablan de que los violentos son infiltrados y acto seguido esgrimen como argumento de lucha la libertad de los estudiantes presos.

En esto es bueno hacer una aclaración, primero, quienes están presos, no están presos por ser estudiantes, están presos por cometer delitos contra la propiedad pública y privada y haber participado de actos que llegan hasta el homicidio y sobre esta situación, aclaro el presidente, “Los tribunales, de esos 712 han privado de libertad a 48, buena parte de estos 48 por homicidio, por destrozos comprobados, por uso de arma de fuego, etcétera”, indicó Maduro en una reunión del Consejo Federal de Gobierno, con los gobernadores del país . 

Tampoco como argumento pueden hablar del sentir popular, ya que como lo revela un trabajo del consultor  Oscar Schemel “hay un reclamo de estabilidad” y en ese elemento “85% exige al Gobierno se tomen sanciones contra los responsables de la violencia vengan de donde vengan”, destacó al tiempo que agregaba que,  “No es cierto que el país está encendido, no es cierto que la sociedad civil está en la calle. Las manifestaciones se han concentrado en el corredor electoral de la oposición y muy especialmente en los sectores de clases medias” . 

Por otra parte el analista y director de Datanalisis, Luis Vicente León, un profesional ligado a la oposición, expresó “Si la propuesta de la oposición es que Maduro renuncie entonces “no te sientes, porque eso no va a pasar con un gobierno que ha sido electo por el pueblo hace apenas 10 meses”,  reflexionando que, a “Los focos de violencia los rechazo totalmente porque no conducen a nada, son anárquicos no responden a ningún objetivo, no son legales ni representan el sentir de la mayoría de la población”.

En esta nueva polarización entre la revolución y la contrarrevolución expresada por quienes quieren la paz y el bienestar del país solucionando las diferencias a través del diálogo, y los que quieren salir del gobierno a través de la violencia, la oposición sale sufriendo una derrota política importantísima, ya que la mayoría de sus votantes no acompaña la nueva aventura golpista, no porque hayan dejado de ser antichavistas, sino porque, como lo demuestran las barricadas en el este de Caracas, lo primeros perjudicados son ellos.

La MUD (Mesa de la Unidad Democrática) acompaña en esta fantasía golpista a los desquiciados que pretenden una invasión yanqui y gastan millones para incendiar el país ¿con qué discurso la oposición  piensan generar un proceso de acumulación de fuerza para las próximas elecciones legislativas del 2015?, ¿con este? De ser así, volveremos a ver una Asamblea roja rojita.

La derecha no entiende el valor de la democracia, la utiliza como un parapeto para justificar la dictadura del capital, y al no valorar la democracia, se aparta del juego político poniéndose en el plano de la subversión permanente, sin importarle más nada que concretar sus planes desestabilizadores para que gobiernen otros, el FMI, el Banco Mundial y el Departamento de Estado Norteamericano, por más que en Miraflores haya alguien de nacionalidad venezolana. 

Estamos entrando en una etapa decisiva de la confrontación y la derecha, para concretar sus aspiraciones va a necesitar algo más que barricadas y bombas molotov. Según lo demuestran los casos citados del terrorista y del mercenario, involucrados en esta aventura, estos señores estarían dispuestos a pasar a un plano más virulento en el enfrentamiento con el gobierno, pero nuevamente se olvidan del pueblo bolivariano y al olvidarse de él, se olvidan de las derrotas que en estos catorce años la revolución les ha propinado.

Comentarios

No hay comentarios todavía.

Añadir comentario